Frente a un cambio en las tendencias, algunas marcas argentinas se suman a la búsqueda de la perfección en la imperfección. Las protagonistas son las mujeres que desean resaltar su individualidad.

Los cánones de belleza para las mujeres -incluso también para los hombres- han cambiado innumerables veces a lo largo de la historia. Hoy, la tan anhelada perfección está perdiendo terreno frente a la búsqueda de la belleza real, natural y única de cada persona.
Esta es la impronta de una marca de cosméticos tucumana que ganó popularidad en las redes sociales: Mazz. La idea y desarrollo del proyecto está a cargo de dos hermanas, Antonella (26) y Agostina (28), quienes dejaron de lado sus carreras universitarias para dedicarse de lleno a su pasión desde que eran muy chicas: el maquillaje.
Los productos -de fabricación argentina- siguen las principales tendencias de maquillaje y buscan jugar con colores y texturas con la mayor simplicidad posible. La meta es agilizar la rutina de belleza con cosméticos que son versátiles, que pueden ser aplicados sin necesidad de brochas y pinceles profesionales y que tienen distintos usos: un mismo polvo sirve como sombra, como labial o como rubor.


La marca -que representa la primera compañía fabricante de cosméticos en el NOA- hizo su presentación en Mood en Cañitas. En la vidriera, un cartel en inglés reza: “El maquillaje es arte. El maquillaje es pasión. El maquillaje es expresión”.
La maquilladora Tefi Giraldo – que a través de su cuenta de Instagram muestra sus trabajos que rozan lo teatral mostró esa versatilidad buscada con alternativas para aquellas mujeres dinámicas que buscan velocidad y un estilo propio. La consigna fue simple: cómo lograr un look de día y un look de noche con tres productos.
En un ámbito íntimo, esta propuesta muestra el viraje que está ocurriendo hacia lo natural, lo saludable y lo individual, que poco a poco está conquistando la lista de prioridades de la sociedad.


Grandes marcas, como Fenty Beauty de Rihanna, se centran en brindar productos para la mujer real, incluso la que no cumple con los estándares de belleza tradicionales.
La perfección en la imperfección y la diversidad son las iniciativas que están pisando fuerte en las agendas de los consumidores y, gracias a su peso entre los millennials están transformando el mercado de la estética. En definitiva, el maquillaje no busca ocultar sino resaltar: el maquillaje es arte, pasión y expresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: