Todo dependerá de cómo lleves tu pelo habitualmente.

El momento de enfrentarnos a una entrevista de trabajo en crucial y la primera impresión, psicológicamente, hace mucho. Por eso, es muy importante elegir muy bien la ropa con la que asistirás a la entrevista, el maquillaje o los accesorios, pero también es de suma importancia, el peinado. Por supuesto, todo dependerá del puesto al que quieras acceder, para asistir a la entrevista con un peinado más o menos relajado. Aún así, te desvelamos los 6 peinados más adecuados para asistir a una entrevista de trabajo.

1. Liso

Si tienes el pelo largo y cuidado y habitualmente sueles llevarlo liso y recto, lo ideal es que acudas así a la entrevista, pues es un peinado que usas de forma habitual y con el que más a gusto y cómoda te encuentras. No se te notará forzada y lucirás cómoda. Además, es un peinado que siempre resulta.

2. Melena con ondas

Se trata de un peinado muy fresco, ideal para gente más joven, pero a la vez resulta elegante. Tanto si tienes una melena larga, como si la llevas cuadrada, las ondas californianas deshechas le darán el toque de glamour y frescura a tu pelo.

3. Trenza

mejores ideas de peinados para una entrevista de trabajo

Las trenzas son también peinados muy juveniles. Si normalmente llevas el pelo recogido, no lo dudes y hazte algún recogido total o semirecogido con una trenza de raíz que, por ejemplo, vaya enmarcando tu cabeza o que sea un poco caída. Desde luego, la menos glamourosa es la típica que te haces para estar por casa que comienza con goma y termina con goma. ¡¡¡Evitala!!!

4. Coleta

Si te sueles recoger el pelo con una cola de caballo, adelante. Eso sí, procura no hacértela baja, ni tampoco muy alta. Lo ideal es que salga del centro de la cabeza. Si además, tienes un flequillo recto, este es el peinado ideal para asistir a una entrevista, pues tendrás el toque elegante y sofisticado que le da el flequillo a la coleta y no irás con el pelo totalmente tirante hacia atrás. Si quieres darle un toque más, para no añadir una goma normal y corriente, coge un mechón de pelo y enrollalo alrededor de la goma de forma que ésta quede totalmente cubierta y sujeta el extremo con una horquilla. ¡Vas a estar de diez!

5. Moño

Otra opción mucho más seria es asistir con un moño, tipo castaña. Eso sí, intenta que sea bajo, a la nuca, no lo eleves demasiado (los moños altos no son lo más adecuado para una entrevista porque dan una imagen de altanería). Lo ideal en este caso es que la raya la lleves a un lado para suavizar un poco, lo ‘agresivo’ de este peinado.

6. Semirecogido flojo

Si eres de llevar el pelo suelto, pero no quieres que te moleste ni estar constantemente retirándolo de la cara durante la entrevista, no dudes en hacerte un semirecogido lateral, tipo trenzado hacia atrás o un par de horquillas monas prendidas de dos mechones hacia atrás, que despejen tu cara. Irás cómoda y muy chic.

Con todo ello, lo mejor que puedes hacer para asistir a una entrevista de trabajo es peinarte como habitualmente lo hagas. No te hagas un moño si no estás acostumbrada a llevarlo porque no te encontrarás cómoda y el entrevistador lo notará. Por el contrario si habitualmente llevas el pelo recogido, no lo lleves suelto porque no estarás cómoda, te estorbará el pelo en la cara y estar constantemente retirándote el pelo de la cara dará una sensación de constante distracción que dirá muy poco a tu favor como futuro personal de esa empresa. Por supuesto, como hemos dicho, también deberás tener en cuenta el tipo de empresa para la que haces la entrevista, el ‘dress code’ de sus trabajadores y si es un lugar más o menos estricto a la hora de vestir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: