Max se llevó los aplausos tras localizar y salvar a Aurora, quien pasó la noche en medio de la naturaleza.

La policía de Queensland, Australia, logró rescatar a una nena de tres años que había desaparecido de su casa el viernes pasado. Y todo gracias a Max, un perro de 17 años que es ciego y está casi sordo.

Max, el perro de la familia Bennett, fue el encargado de encontrar a Aurora, de tres años, que se había perdido en el bosque y estaba a dos kilómetros de su casa en Cherry Gulley, Queensland.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: