El mundo de la moda se vio sorprendido el miércoles por la noche por una inesperada noticia: la muerte del reconocido diseñador Carlos Di Doménico.

Según se pudo confirmar, Di Doménico se encontraba internado en un sanatorio privado de la ciudad de Rosario, desde hace varios días. Padecía leucemia.

Hijo de una modista, el diseñador dio sus primeros pasos en el mundo de la moda hace cuatro décadas, en la ciudad de Mar del Plata, pero consiguió consagrarse como uno de los favoritos de las estrellas mientras formaba una recordada dupla con su colega y ex socio, César Juricich.

Con el tiempo, se convirtió en uno de los diseñadores preferidos de figuras como Susana Giménez. Si bien gran parte de su carrera la desarrolló en Buenos Aires, realizó varios desfiles y presentaciones en París. Allí mostró creaciones inspiradas en las nevadas y las bajas temperaturas europeas y consiguió el reconocimiento de la crítica especializada.

Con un estilo ecléctico que variaba en cada colección, sus creaciones confeccionadas con telas italianas, marroquíes y turcas se convirtieron en infaltables en los guardarropas de Mirtha Legrand, Teté Coustarot y Graciela Borges, entre otras divas.

“Estoy muy feliz con todo lo hecho, pasaron estos años muy rápido, como un sueño cumplido, pero a la vez siento que estoy comenzando. He pasado mi vida en una maleta, viajando para inspirarme y traer cosas bellas a mi país. Soy un autodidacta de la moda, la llevo en mi ADN”, le dijo a Nequi Galotti en una entrevista, al celebrar sus 40 años con la moda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: