El peluquero Germán Gómez, de 37 años, está imputado por violación de domicilio y maltrato animal y es el único sospechado de haber atacado al perro. Tras el hecho, Gómez estuvo detenido unos días y se negó a declarar.

El juicio por el caso “Chocolate”, el cachorro de tres meses que murió tras ser despellejado vivo en la ciudad cordobesa de San Francisco en enero de 2017, comenzó este lunes.

La principal hipótesis es que los ladridos de Chocolate molestaron al peluquero, quien habría traspasado la tapia de la vivienda lindera a su domicilio y atacado al animal.

La abogada querellante, Greta Monserrat, representante de la Fundación Bio Animalis, dijo a Telám que el juicio “se trata de un logro impresionante”.

Monserrat destacó que la fiscalía, a cargo de Oscar Gieco, “trabajó de forma excelente en este caso y ya el hecho que esté fijada una audiencia es un logro”.

Especialista en Derecho Animal, Monserrat anticipó que como parte querellante pedirá “prisión efectiva”, aunque aseguró que “esto nunca se ha logrado, al igual que tener un debate oral y público en una causa de maltrato animal donde hay un imputado sin antecedentes”.

La abogada se quejó de que en materia de Derecho Animal “tenemos una ley que es del año 1954 y es evidente que necesita una actualización, una modificación inmediata, porque tiene muchos vacíos normativos y axiológicos”.

“La pena de prisión efectiva a Gómez es importante por la peligrosidad que representa el autor del hecho”, insistió y contó que existen estudios científicos que prueban que a la crueldad animal se le debe prestar especial atención porque puede “derivar con la misma actitud hacia seres humanos”.

Chocolate fue hallado el 2 de enero de 2017 en barrio La Milka, en la ciudad cordobesa de San Francisco, con la mitad de su cuerpo despellejado y tras agonizar varios días murió una semana después en la veterinaria en la que había sido internado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: