El SMN señaló que en los próximos días las mínimas serán más benévolas por la rotación del viento, y no se prevén lluvias en el corto plazo.

La mañana de este martes amaneció más que fresca. En la ciudad el termómetro descendió hasta los 5,6º, registrando la temperatura más baja en lo que va del año. En algunas localidades la helada dejó huellas y confirmó que el amanecer estuvo “cruel”.

Los vecinos de las localidades más próximas a las sierras ya divisaron las primeras pinceladas de escarcha, incluso los limpiaparabrisas necesitaron ayuda extra para despejar el hielo.

Según señaló Cindy Fernández, técnica del Servicio Meteorológico Nacional, en los próximos días las mínimas serán más agradables, debido a una rotación de los vientos, en el que las máximas podrían alcanzar los 23º en las zonas más bajas del territorio provincial.

Además la meteoróloga mencionó que el pronóstico no prevé precipitaciones en el corto plazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: