La justicia santafesina hizo lugar a una medida cautelar y el niño, de tres años, retornará con Sergio Gigliotti y Cristina Morla, quienes desean adoptarlo junto a su hermanito biológico.

La Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Santa Fe hizo lugar a una medida cautelar presentada por la Defensoría General y, momentáneamente, el niño de tres años, conocido como “Kiki”, volverá con la pareja que lo crió.

En el afán de ser padres, Sergio Gigliotti y Cristina Morla se anotaron en el programa de Familias Solidarias, recibieron a “Kiki” en guarda por seis meses, pero el tiempo pasó y formaron una familia con la convicción de adoptarlo.

El caso se hizo público en enero pasado cuando la Justicia le quitó el pequeño a la pareja para revincularlo con su hermanito biológico.

Sergio y Cristina comenzaron a juntar firmas para que se les permita adoptar a los dos niños y argumentaban que “Kiki” fue entregado a otra familia, pero no vivía con su hermano.

No obstante, el Tribunal de Familia aún debe definiar la cuestión de fondo, es decir, si acepta o no, el pedido de adopción definitiva.

El ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, explicó que ahora la Justicia deberá “determinar la situación de adoptabilidad”.

“Lamentablemente son muchos los niños y niñas que por situaciones de vulnerabilidad, violencia o abandono que se dan en muchas familias se requiere una medida de protección excepcional por lo cual es retirado del seno familiar”, manifestó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: