Un estudio reveló una cuestión particular sobre la aplicación. Enterate de qué se trata.

Tinder nació para generar encuentros informales entre personas; sin embargo, perdió un poco su esencia y se transformó en un sitio para buscar pareja. Cientos de relaciones estables nacieron en la app.

Además, tiene la fama de para conocer a alguien y poder tener un encuentro íntimo. Pero un estudio demostró que se trata de una mentira.

La revista Personality and Individual Differences publicó los resultados de una investigación que demuestra que en realidad la gente que está en Tinder no está teniendo más sexo que la que no usa la aplicación.

El estudio fue realizado por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU). Los investigadores encuestaron a más de 600 estudiantes entre 19 y 29 años y le hicieron preguntas relacionadas a su actividad en las redes sociales y su comportamiento sexual.

Los resultados son desalentadores: si bien la mayoría de los encuestados que usa Tinder (u otras aplicaciones de citas) quieren tener relaciones sexuales casuales, no lo estarían consiguiendo.

Casi la mitad de los encuestados se declaró en contra de la posibilidad de usar aplicaciones móviles de citas basadas en imágenes en algún momento. Y solo uno de cada cinco contaban con una cuenta activa en alguna de estas aplicaciones.

Si bien estas personas que buscan este tipo de encuentros son muy activas en estas aplicaciones, los resultados no son tan buenos y las relaciones son pocas y esporádicas.

En cuanto a las expectativas del uso de este tipo de apps, el estudio concluyó que entre los hombres que participaron en el estudio la mayoría declararon que su deseo es conseguir sexo casual y relaciones a corto plazo, pero un pequeño porcentaje también busca parejas a largo plazo. Las mujeres, por su parte, (siempre según el estudio) buscan confirmar que son atractivas.

Otra cosa que develó el estudio es que los usuarios y usuarias regulares de la app, no solo la usan para concertar una cita sino también como entretenimiento. Casi un vicio, como los jueguitos del teléfono.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: