Lo encontró un vecino en la noche del lunes. El emocionante reencuentro con la mascota. Mirá los videos.

Como fue un pedido de ayuda viral el que hizo que la búsqueda de su perro llegara a las noticias, Gladys Peralta eligió también las redes sociales para comunicar en mayúsculas lo que ella llama un “milagro gracias a todos”: “APARECIÓ SANTINO!”, posteó en Facebook este martes.

La dueña del golden retriever —robado cuando le desvalijaron la casa a Gladys, en Tandil— había ofrecido su auto, un Fiat 128 de 1989, como recompensa para quien le aportara datos para encontrar a su mascota. A cambio, había recibido una llamada de la que el viernes subió una grabación a su perfil de Facebook con el título: “Así fue la extorsión y amenaza por Santino”.

Ahora, lejos de esa angustia, Gladys volvió a usar las redes para contar cómo su mascota volvió a casa, junto a su hijo Tobías.

“Valió la pena todo por vos, mi gordo bello, y por Tobías. Gracias al señor que me lo devolvió, lo encontró en la calle hace un rato. Lo retuvo en su casa y no quiso llamarme. él se vino en moto, ¡¡¡con un pie quebrado!!! Y me dijo que había encontrado a Santino. Si vieran la emoción de ese hombre, estaba feliz y convencido de que era Santino, de tal manera que me hizo temblar”, describe la mujer, junto a un video en el que se ve la felicidad de su mascota al verla.

El posteo fue en las primeras horas de este martes y coincide con una fecha muy especial para Gladys. “Hoy se cumplen 2 meses que murió mi padre y 1 mes que faltaba Santino. NO PODÍA CREERLO Y SALIMOS A BUSCARLO. Y SÍ, ERA SANTINO”.

“Después de la medianoche, escucho a alguien que llamaba con las manos a mi puerta como loco (a modo de timbre). Para que no desconfíe, me grita desde afuera que era el padre de un compañero de la escuela de mi hija. Lo hago pasar y me dice que lo había visto a Santino. Que le había alumbrado la lengua con el celular y tenía la manchita negra de él. Ahí salimos como locos. Él en moto y yo lo seguía con mi otro hijo en el auto”, cuenta Gladys a Clarín.

La mujer, madre de cuatro hijos, “por las dudas” no quiso despertar a Tobías, el nene más allegado a Santino. “El padre del compañero de mi hija (que tiene 16 años) vive a 10 cuadras. Volvió de Buenos Aires ese día y me contó que en la combi todos hablaban de mi perro. Así que cuando lo vio en la calle se acercó enseguida. Lo agarró con una bufanda y lo entró a su casa. Gracias a Dios no lo dejó. Su perro se lo quería comer, pero lo hizo igual”, cuenta.

“El video que subí a Facebook no es del momento exacto en el que mi gordo me vio. Es un toque después. Pero igual se ve su felicidad y los saltos que pegaba”, detalla. Y, sobre la oferta del auto para quien ayude a encontrarlo, Gladys también tuvo una sorpresa. “Me gastó con el tema, me dijo ‘Ahora me lo vas a tener que dar’. Un divino es. No quiso que le saquemos foto pero yo lo grabé igual, para que se vea quién es la gente buena.”

Perro Santino

Santino estaba algo sucio pero bien cuidado. Apareció sin correa y sin collar. “Está gordo y habían pasado 30 días. Le daban de comer. Yo creo que lo tenían encerrado y lo largaron anoche porque se asustaron. Eso sí, Santino no está con la misma alegría todavía, no me hace mucho caso y tiene los ojitos rojos”, describe.

Tras subirlo al auto y volver a casa, a Tobías, que seguía durmiendo, le esperaba la mejor sorpresa. “Lo hice entrar directo al cuarto y Santino saltó sobre su cama y le empezó a dar besos. Mi nene estaba tan dormido que no entendía nada.”

Horas antes de encontrar a la mascota robada, la familia había adoptado a “Indio”, un callejero de 45 días que vieron en un portal de adopciones. “Estábamos muy tristes. Todos nos ofrecían regalarnos un golden o caniches. Pero no nos interesaba un perro de raza. Vimos a este señor que necesitaba que lo adopten y fuimos a buscarlo”, narra Gladys.

Perro Santino

Al final, en el mismo mensaje, la dueña de Santino agradece a todos los que compartieron la foto de Santino para que apareciera y da un mensaje para todos aquellos que estén en una situación similar. “No se rindan nunca. Luchen por lo que quieren. Yo puse a un país en búsqueda de un perro. Sí señores, ‘un perro’ y lo encontramos.”

Tras una noche de alegría, y sin dormir, Gladys subió esta mañana un video de Santino en el auto, acompañando a Tobías a la escuela.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: