Un matrimonio tenían en custodia temporal a dos niñas de 4 y 7. Debían estar sólo seis meses pero el tiempo se extendió a 16. A pesar de que la ley no se los permite, quieren adoptar a las pequeñas.

Una familia de acogimiento de Córdoba reclama por los plazos de guarda que establece la Senaf y los juzgados de menores. Según denuncian durante 16 meses tuvieron bajo su custodia a dos pequeñas de 2 y 5 años que actualmente tienen 4 y 7, y pese a manifestar sus deseos de adoptarlas, la ley no se los permite.

De acuerdo a lo que comentó Juan, padre sustituto, junto a su esposa decidieron formar parte del programa Familias para Familias perteneciente a la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familiaa (Senaf) de Córdoba.

En abril de ese año le dieron la guarda de las menores y les advirtieron que el tiempo iba a ser de un mes, luego pasó a tres meses, luego a seis y finalmente el tiempo se extendió por más de un año.

“Estamos reclamando por el tiempo excesivo que se toma el Estado para definir la situación de las niñas”, manifestó y lamentó que “al día de hoy esas niñas siguen esperando un futuro para sus vidas”.

El Código Civil y Comercial de la Nación establece un plazo máximo de seis meses para las familias de acogimiento y les impide adoptar a los menores que están bajo su cuidado. Sin embargo, este matrimonio cuestiona el incumplimiento de los plazos, que termina provocando que tanto adultos como niños creen lazos.

“Nosotros éramos familia de guarda. Desde hace 10 meses las niñas no están con nosotros. Colaboramos en todo para que ellas se vuelvan a vincular con su mamá que tenía graves problemas, pero la mujer tuvo una recaída y fue separada de sus hijas nuevamente por la Senaf”, explicó.

Y agregó que las pequeñas “están en la Justicia desde abril de este año”. “Lo que pudimos indagar es que vivían un tiempo con una u otra familia, pero hace más de tres años que están vagando de un lado a otro, sin tener una definición”, alertó.

Actualmente las pequeñas están en manos de un juzgado de menores, y aunque esta pareja pidió ser parte del proceso de adoptabilidad, el juez no los apartó del caso.

Semanas atrás se conoció un hecho similar que involucraba a un niño de tres años, a quien la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Santa Fe aceptó que regrese momentáneamente con la pareja que lo crió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: