Repartieron soles por el Día Nacional de la Donación de Órganos. Los acompañaron 30 chicos del Centro de día La Esperanza.

Este miércoles con sus trajes coloridos y sus pelucas flúor los payamédicos colmaron la plaza Pringles, y es que desde el 2012 organizan el “payasol”. Este encuentro tiene como finalidad entregar soles sin recibir nada a cambio y así conmemorar el Día Nacional de la Donación de Órganos. También se sumaron 30 chicos del Centro de día La Esperanza.

“Cuando me pongo mi traje trato de transformar mi tristeza en alegría”, dijo con una cálida sonrisa Ethel Silna, quien contó que desde hace dos años es payamédica. “Me sumé al grupo después de la perdida de mi hijo Pablo que tenía 28 años. Estar acá me ayuda a salir todos los días a regalar sonrisas a pesar de que tengo el corazón un poco roto”, expresó con los ojos vidriosos y agregó que su doctora se llama Pablita. “El nombre fue en homenaje a mi hijo. Estoy haciendo lo que él me pidió que es dar amor y cariño a las personas que más lo necesitan”, resaltó.

Hoy muchos payamigos se acercaron al Payasol!!! Llenando de soles y colores la mañana!! 30 de mayo Día de la donación de Órganos y tejidos. Con amor se puede un mundo mejor.🌞🌞🌞

Posted by Payamédicos en San Luis on Wednesday, May 30, 2018

A pesar del frío los chicos del Centro de día de La Esperanza le pusieron color y calor a la jornada. Algunos regalaban los soles que habían preparado a los que pasaban por la plaza, otros bailaban al ritmo de la música juntos con los payamédicos. “Decidimos sumarnos a esta campaña por el Día Nacional de la Donación de Órganos”, manifestó Emilia Bertolino, quien agregó que en total fueron treinta chicos. “Nos organizamos y vinimos. Ellos recortaron y pintaron cada uno de los soles para poder hoy entregarlos. La gente se lo tomó bien pero muchos al recibirlos nos preguntaban si los estábamos dando gratis”, comentó.

Laura Tobares, parada a un costado acompañaba a su hijo que se quiso sumar a la actividad. “Íbamos pasando y lo invitaron a Matías”, expresó mientras miraba como el pequeño de cinco años dibujaba sobre una hoja blanca y coloreaba el sol. “A las doce nos dijeron que lo teníamos que entregar. El está muy entusiasmado”, precisó.

“Payasol se trata de hacer un sol y darlo. La idea que tiene payamédicos es que donar órganos es un acto de amor y solidaridad. Han pasado un montón de chicos, han hecho soles y la idea es que ellos se lo regalen a alguien para promover la donación de órganos”, resaltó Celina Pardo, quien fue la encargada de contarle a la gente de que se trataba la actividad.

“Los dibujos se entregan  a las doce porque es cuando el sol está en su punto más alto y la sombra  esta bajo nuestros píes”, manifestó Pardo, mientras controlaba su reloj para que no se pasará la hora y agregó que los chicos al verlos se quedan sorprendidos. “Al principio se quedan impactados por los colores de los trajes. Siempre usamos colores vivos como el rosa, verde, naranja y azul”, indicó y manifestó que ella es payamédica desde hace dos años.  “Lo invitamos a todos que se suman. Es muy lindo poder ver sonreír a la gente. Cuando nos ponemos los trajes sacamos a nuestros niños interiores. Es importante poder volver a jugar y no tener vergüenza”, contó.

El sábado a las cinco de la tarde en la sala Berta Vidal de Battini comienza una nueva capacitación para poder formar parte de los payámedicos. Los únicos requisitos que se necesitan son ser mayor de dieciocho años y tener el secundario completo. Para más información pueden ingresar a la página de Facebook: payamedicosensanluis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: