Tiene 8 años asiste todos los domingos junto con su abuelo para relucir las placas. “Siento orgullo y estoy feliz de ayudar”, dijo el pequeño.

“Nacho”, de 8 años, fue homenajeado por el Centro de rosarinos caídos en Malvinas por limpiar las placas de los soldados que lucharon en las islas.

El niño dijo que la idea surgió porque las placas fueron vandalizadas. “Cuando me enteré le pedí a mi abuelo que me traiga y las vine a limpiar para colaborar”.

“De la guerra sé que las islas son frías, las armas no eran buenas y los soldados eran muy jóvenes”, agregó “Nacho”.

Un grupo de ex combatientes le regalaron una bandera argentina con las Islas Malvinas y una medalla.

Su abuelo, Miguel, también expresó su alegría: “Lo busco todos los domingo. Es una iniciativa exclusivamente de él y la verdad es que me llena de orgullo”, agregó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí: